Home / Básquet / Julio Lamas, entrenador por naturaleza
Julio Lamas, entrenador por naturaleza

Julio Lamas, entrenador por naturaleza

Con escasos 19 años, Julio Lamas dejó de jugar al básquet a una temprana edad porque si quería continuar tenía que irse a otro club. “Yo comencé a entrenar en Deportivo San Andrés que es mi club.  A los 15 años empecé como monitor de premini, mini e infantiles. En ese momento mis planes y objetivos  era enseñarles a a jugar al básquet a los nenes”.

“El club me ofrece dirigir toda la tira pero a la par también trabajaba como despachante de aduana, entonces decidí dejar ese trabajo para dedicarme al básquet. Por esa decisión mi mama estuvo dos meses sin hablarme”, remata entre risas el actual entrenador de Obras Basket.

No duda que tomó una verdadera conciencia sobre la posibilidad de ser un entrenador profesional cuando trabajó junto a León Najnudel: “Yo admiraba a dos personas por aquellos años, a Joan Manuel Serrat  y a León. Un día viene Najnudel a San Andrés, me lo cruzo dentro del club donde ya con la mirada le estaba pidiendo trabajar con él y se dio cuenta. Me invitó a la casa un par de veces y ahí me ofrece ser su ayudante en Cañada de Gómez. Eso cambió para bien muchas cosas deportivas y también en mi vida personal”, admite Lamas.

Mucha nostalgia le genera el recuerdo imborrable del ideólogo de la Liga Nacional: “Tuve la posibilidad de estar al lado de un gran maestro y conocer esta actividad de la mano de él. Siempre me brindó con total afecto y desinterés sus conocimientos, además de respaldarme. Junto a León tuve la oportunidad de ir a Europa y Estados Unidos. Eso fue una vía de inspiración y motivación para  que algunos años después vaya a dirigir a España. A mí se me hace imposible imaginar que carrera hubiese hecho yo si no me hubiese cruzado a él. No sé si hubiese llegado hasta acá”.

En 1997 obtiene su primer título como entrenador principal en la Liga Nacional junto a Boca Juniors. Un diploma personal a sus 32 años.

“Fue muy importante porque sentía que me había recibido de entrenador, para confirmar algunos aspectos de mi carrera y por ser campeón en un club tan masivo como es Boca”, resume sobre aquel inolvidable título.

Un año más tarde le llegó le tocó disfrutar de su primer período al frente de la selección argentina y  la primera oferta para dirigir en el exterior: “Estaba en San Antonio adquiriendo conocimientos y me iba a ir un mes a Filadelfia. Recibo un llamado del Tau Cerámica Baskonia y me fui a dirigir a Europa por primera vez. Esa temporada jugamos las semifinales de la ACB y clasificamos para la primera edición de la Euroliga. Lamentablemente, terminó mi contrato y no me renuevan. Tampoco recibo otras ofertas y decidí volver a Argentina”, cuenta sobre sobre una prematura experiencia europea.

Julio-Lamas

Su transformación como entrenador durante el transcurso de los años

Una vez más le tocó enfrentar el desafío en la madre patria, Alicante se encontraba en la LEB Oro y el objetivo era ascender. Es así como Julio Lamas explica que “quería demostrar que podía dirigir. Logramos el objetivo con un Prigioni  extraordinario, siendo el mejor jugador de la categoría. Ahí lo conocí a Pablo, es uno de los más grandes jugadores que pude dirigir. Creo que puede ser un gran entrenador en el futuro”, sostiene Lamas.

Con el ascenso en Alicante, los ojos de Real Madrid se enfocaron en él. A partir de su contratación, entendió que el mundo entero iba a juzgarlo en cada movimiento por exponerse a una alta exposición pública que arrastra semejante club europeo, incluso ante la crítica de los medios de comunicación.

“Fue una increíble experiencia. Tuve la posibilidad de dirigir en unos de los clubes más importantes por fuera de la NBA”, afirma Julio Lamas quien hace una pausa y piensa sus próximas palabras.

Estar en la elite mundial representó un golpe profundo en su forma de trabajo, demostrándolo a su regreso al país en 2005 donde logró cuatro títulos con dos clubes y en temporadas consecutivas – con Ben Hur de Rafaela en la Liga Nacional 2005/06 y la Liga Sudamericana 2006; con Libertad en la Liga Nacional 2007/08 y el Súper 8 en Sunchales -.

Sin embargo, el nombre de León Najnudel regresa a su vida junto a Iván Najnudel como asistente técnico durante su ciclo en Obras Basket.

“Lo conozco desde muy chico, demuestra pasión y capacidad por lo que hace. Es una experiencia linda que merece ser vivida. Aunque esta dupla Lamas – Najnudel es un algo más ´berreta´ que la anterior con León. Solamente por el simple hecho de que falta él”, dice entre risas.

Cuando parece que la experiencia se acumula, Lamas intenta desparramar todo su conocimiento. No le interesa guardarse su estilo y lo plasma en Obras Basket.

“Tuve la posibilidad de salir campeón de la Liga Sudamericana y el torneo Interligas. Estoy en mi tercera temporada donde disfruto mucho estar en el club. Hay un proyecto deportivo con el cual me identifico”.

La emoción de Julio Lamas tras la clasificación en el Premundial de Caracas 2013

Desde su rol explica la estructura de trabajo dentro de un club histórico dentro de la Liga Nacional: “Los profesionales que trabajan son capaces, dedicados y me entiendo muy bien con ellos.  Tiene la ambición de tratar de transformar el partido en un espectáculo con una estética, con una comodidad para que en los entrenamientos se sume cada vez más gente. Me parece ambicioso y eso me gusta”.

Respecto a su plantel de jóvenes con extrema experiencia, admite que “es un equipo y un club que tiene su propio proyecto que se fija en uno mismo y damos lo mejor que tenemos”.

“Dirigí seis clubes en la Liga Nacional y dos pertenecen a Capital Federal. Es decir, cierro una situación en este tramo de mi carrera regresando al lugar de donde provengo”, finaliza Julio Lamas quien entiende su pasado y lo plasma en el presente.

Fuente: Prensa FEBAMBA

Fotos: FIBA

Comentarios

Deja tu comentario

Scroll To Top