Home / Show y Eventos / Deportivos / “TRAERLO A RAFA NOS LLEVÓ OCHO AÑOS”
“TRAERLO A RAFA NOS LLEVÓ OCHO AÑOS”

“TRAERLO A RAFA NOS LLEVÓ OCHO AÑOS”

La tranquilidad del Buenos Aires Lawn Tennis se alteró en las últimas semanas. Las obras son parte del escenario a menos de 20 días para iniciar la Copa Claro. Reformas en los baños, pintura fresca en el estadio y la vuelta de la tribuna tubular, forman parte de la escenografía diaria, cuando faltan tres semanas para recibir al Nº 1 del planeta.

“Traer a Rafa de nuevo fue un proceso de ocho años, desde la única aparición en la Copa Claro, en 2005”;, cuenta Martín Jaite, director del torneo, que camina con orgullo cuando ve las obras en curso. “No es que costó convencerlo, la decisión final la tomó Rafa porque quiere venir a Buenos Aires, más allá del acuerdo económico”;, amplía Jaite, que puso en marcha el plan de retorno de Rafa ni bien terminó la edición 2013 del torneo.

“Hablamos mucho con su manager, Miguel (Nido, presidente de Altenis) llevó adelante las negociaciones y básicamente hemos tenido suerte que Rafa está jugando más sobre polvo de ladrillo y la cercanía con el torneo de Río que, sin faltarle el respeto a Acapulco, le hace muy bien circuito sudamericano. Porque Río está a tres horas de Buenos Aires, con muchos vuelos diarios. Eso quiere decir que el jugador se va de Buenos Aires y llega a Río con más facilidad de la que llegaba a Acapulco, así que creo que todo eso ayudó”;, contextualiza Jaite.

El factor humano también juega sus fichas en la vuelta de Nadal. “Rafa tiene muchos amigos en Buenos Aires, tiene buenos recuerdos de la ciudad y también es un torneo con historia. Yo creo que los jugadores cuando vienen, el run-run en el vestuario es positivo, se sienten bien tratados, perciben que el público entiende de tenis y, creo, que eso cierra un cúmulo de cosas para que Rafa acepte venir”;, argumenta Jaite, que lidera un equipo de trabajo que está encima de todos los detalles para mejorar cada año el torneo.
La llegada de Rafa no modificará la estructura de la Copa Claro. De hecho, habrá muy pocos cambios desde la organización por la presencia del N?1, que llegará sin ningún pedido de rockstar. “Nadal es una figura muy importante, pero tiene un modo de moverse, tanto él como su equipo de trabajo, muy simple. Eso hace que sea más fácil. Pero bueno, vamos a tener la tribuna tubular, para que vengan 1.000 personas más, que hace seis años que no la armábamos y esto tiene que ver con el interés que despierta la llegada de Rafa. Después va a haber más personas de seguridad, más personas trabajando en el evento, va haber un auto especial para él, pero más allá de estas pequeñas cosas, queremos que el torneo no esté centrado en Rafa”;, explica Jaite.

Seguramente el español eclipse todos los flashes, pero la Copa Claro ofrece muy buenos tenistas en el cuadro principal. “Se armó un torneo muy importante. Hay cuatro top-20. Si nos ponemos a ver hoy el Abierto de Australia, entre los últimos 16, hay tres que vienen a Buenos Aires. Nadal, que sigue; Fognini y Robredo que jugaron bien. Además está Almagro, que no pudo jugar en Australia por una molestia en el hombro. Y después hay jugadores muy interesantes para ver, como Dolgopolov, que tiene un estilo extrañísimo, pero que los últimos años fue un recomendado por la ATP como uno de los jugadores a mirar. Después tenés un tipo como Chardy, que tiene mucha potencia y es muy ofensivo. También vuelve después de muchos años Granollers, que también espero que juegue el dobles, donde es de los mejores del mundo con Marc López. Pico, Berlocq, la nueva camada de chicos argentinos. Un jugador como Robin Haase, un holandés que no suele bajar a Sudamérica, por eso me parece que hay jugadores interesantes para ver”;, se entusiasma Jaite.

En 2012 la Copa Claro contó con ocho top-30, con tenistas como David Ferrer, Stanislas Wawrinka o Gilles Simon. Jaite asevera que el actual, será el mejor torneo en los últimos cinco años. “Tendremos al N?1 del mundo, con lo difícil que es tenerlo en un torneo, en su mejor superficie y jugando por los porotos, como dice el aviso”;, destaca.

El torneo también aparece como un escenario interesante para ver desde cerca a los jugadores argentinos que se vienen. “Hay una camada nueva, que es la 91 y 92, que son chicos que crecieron mucho en el último año. Hay cinco o seis chicos, que está entre el puesto 100 y el 150 del ranking, que están listos para recibir un wild card. Yo creo que hace un par de años, estaban preparados para jugar una qualy. Porque a veces cuando vos das un wild card, puede resultar contraproducente si se lo das a un chico que no está mentalmente preparado para afrontar un cuadro principal, entonces se convierte en un problema más que en una ayuda”;, dice Jaite.

La edición 2014 será la primera en mucho tiempo que no tendrá a David Nalbandian entre los 32 jugadores. “Obviamente David va a estar presente en el torneo, va a tener su reconocimiento. David fue un jugador muy importante para la historia y el desarrollo de la Copa, y seguramente esté durante la semana en el club”;, confía Jaite, antes de irse nuevamente para la oficina, donde se refugiará del calor con aire acondicionado para seguir trabajando.

Fuente: Prensa Copa Claro

Comentarios

Deja tu comentario

Scroll To Top