Nacional

Turistas premium y gasoleros conviven en un invierno a pleno

Los atractivos de Mendoza en invierno –con la nieve como la gran vedette- son un imán para el turismo. Al igual que en años anteriores, esta temporada el boom se hace sentir en toda la provincia y pega con fuerza también en el segmento “Premium”.
Con todas las provincias argentinas en receso invernal esta semana, Turismo estima que la provincia recibirá a unos 70.000 visitantes entre esta semana y la próxima.
Los hoteles más tradicionales del centro y las cabañas de montaña están repletas y el turismo “gasolero” copa plazas, calles céntricas y centros comerciales.

“Estamos con una ocupación promedio del 92 por ciento en el Gran Mendoza, y en lo que son hoteles de 3 a 5 estrellas la ocupación es completa”, detalló a MDZ la directora de Planificación Turística del ministerio de Turismo, Gabriela Gatta.
La funcionaria destacó que los visitantes gastan en promedio 400 pesos diarios y que se quedan en promedio cinco días en la provincia. La novedad este año es que mientras la ocupación en las opciones para bolsillos más flacos como son los hostels se ubica sobre el 85 por ciento, la demanda sorprendió en las alternativas de más alta gama

“La ocupación este año superó todas las expectativas porque cuando parecía que no iba a ser tan fuerte como el año pasado, estamos con la capacidad a pleno para esta semana y la que viene”, destacó la encargada de Marketing de Sheraton Mendoza, Enriqueta Villanueva.

El panorama en el Park Hyatt es similar. “Estamos al cien por ciento”, resaltó la gerente de Reservas y Revenue del ex hotel Plaza, Paula Jiménez, quien se mostró sorprendida por el nivel de actividad, que este año duplicó al de 2012.

Ambas ejecutivas coinciden en atribuir también el crecimiento a un fuerte incentivo desde la Nación al turismo interno a través de campañas promocionales y ofertas a través de Aerolíneas Argentinas.

Otro factor que ha repercutido en una mayor demanda de camas es que los huéspedes han comenzado a sumar a su familia a este tipo de alojamiento.

“Hemos recibido principalmente familias”, señaló Villanueva, quien reconoció que “antes no era así”.

“Desde el año pasado notamos un fuerte cambio en el tipo de turista que llega a nuestro hotel; antes eran personas de negocio solas o parejas y ahora vienen también hijos y demás”, detalló al hablar de la nueva tendencia en el Sheraton.

El complejo de esquí Las Leñas, otro imán fuerte, se mantiene en tanto con una ocupación del 90 por ciento de sus 3.500 camas, según detalló su responsable de prensa, Fernando Passano.

“Los 5 estrellas están ocupados en su totalidad, con un 65 por ciento de visitantes de Buenos Aires, un 20 por ciento de cordobeses y santafecinos y el resto, mendocinos y brasileños”, señaló al ratificar una tendencia que se mantiene año tras año.

Pero mientras que centro invernal malargüino mantuvo su ocupación sin grandes promociones invernales, algunas de las grandes cadenas apelan a paquetes especiales con excursiones y paseos por viñedos para ganar huéspedes.

En el caso del Hyatt, Jiménez asegura que ha sido clave la oferta de planes familiares con ofertas de 3 noches al precio de 2 y de 4 al de 3.
De esa forma, el precio por pasar una noche en una habitación de un hotel top se acerca al de una de tres o cuatro estrellas.
Esto viene generando rispideces entre algunos sectores empresarios desde hace ya tiempo por la dificultad de los alojamientos más modestos y los del segmento medio superior para competir con estas tarifas.

La deuda pendiente con los “gasoleros”

En una temporada en la que hasta los hoteles top están al límite de su capacidad, es de esperarse que la situación sea aún más explosiva en el segmento popular.
Esto quedó en evidencia, según pudo comprobar MDZ en un sondeo por las calles de la ciudad.
Al consultar a los visitantes de distintas provincias del país sobre su estadía, todos elogiaron las bellezas naturales y la amabilidad de los mendocinos pero plantearon sus quejas sobre la poca disponibilidad de plazas en hoteles de una y dos estrellas.

La directora de Planificación Turística niega que se deba a una disminución en la cantidad de camas. Gatta asegura que la oferta ha crecido en los últimos años pero que la demanda lo ha hecho aún más.

La funcionaria destacó que hay en marcha créditos del Fondo para la Transformación y el Crecimiento para que los establecimientos puedan ampliarse y renovarse, y que la mayoría de los solicitantes son alojamientos modestos y complejos de cabañas, por lo que es probable que haya más camas disponibles en el mediano plazo.

Tarjetas a pleno

Más allá de la cantidad de estrellas bajo las que duermen, el factor común de los turistas este año es el furor por las promociones de temporada.

Las tarjetas han estado a la orden del día, según señaló el presidente de la Federación Económica de Mendoza, Adolfo Trípodi.
El empresario destacó que el movimiento es agitado principalmente en zonas como la Av. San Martín, la Alameda, Peatonal y calle Las Heras.
De hecho, de los 400 pesos que cada turista gasta en la provincia por día, más del 55 por ciento va a la caja de restaurantes y tiendas, según datos del ministerio de Turismo.
El resto se reparte entre alojamiento (32,9%); excursiones y paseos (11,4%); y transporte interno y gastos varios (1,2% en total).
Estos 400 pesos diarios por visitante dejarán un total de 250.000.000 de pesos a la Provincia, según las entusiastas estimaciones de Turismo, que calculó un ingreso de 140.000.000 de pesos sólo para esta semana.

Fuente: Mendoza Online

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar