Home / Show y Eventos / Exposiciones y ferias / Visitamos la 41° Feria del Libro
Visitamos la 41° Feria del Libro

Visitamos la 41° Feria del Libro

El martes  23 de abril se llevo a cabo la inauguración oficial de la 41° Feria del Libro en la rural con un discurso del escritor Roberto Tito Cossa. 

Él mismo se vio sorprendido por la invitación y lo expresó en su discurso: “Ya hace un tiempo me pregunto si los dramaturgos somos escritores, si la literatura no se termina en los límites de la narrativa y la poesía” y agregó “salvando las distancias, me sentí como el papa Francisco. Me habían ido a buscar al fin del mundo”. Después de reflexionar sobre el rol del autor, el texto dramático y la traición necesaria del actor llego a una conclusión “los dramaturgos somos escritores con capacidades diferentes”.

Para finalizar remarcó que para él la cultura no puede ni debe ser sometida a la ley del mercado. “La cultura no es una mercancía. La cultura es el instrumento para profundizar la democracia” y concluyó “Conmueve, cada año, asistir a este encuentro con los libros”

Por su parte Martín Gremmelspacher, Presidente de la Fundación El Libro, recordó que hoy es el día del libro y mientras “en otros países se celebra este día regalando flores o libros nosotros lo vamos a festejar durante 19 días disfrutando del evento cultural más importante de Latinoamérica.”

Además saludó a la Ciudad de México, invitada de honor, que con sus actividades permitirán al público argentino acercarse un poco más a su cultura.
Gremmelspacher remarcó que Argentina tiene una masa crítica de autores y editores y la mayor cantidad de librerías por poblador de toda Latinoamérica. Para conservar “este verdadero tesoro” llamó a todo el sector editorial y librero, junto al Estado, a hacer un importante aporte económico para una campaña de Promoción de la Lectura a lo largo de todo el año.

Si bien el Presidente de la Fundación El Libro agradeció los millones de libros comprados por el Ministerio de Educación porque “potenciaron la bibliodiversidad, estimularon la generación de nuevos lectores y fortalecieron el sector editorial y gráfico nacional” también remarcó las dificultades que vive hoy el sector editorial/librero: una disminución importante de la rentabilidad por un estancamiento de las ventas y la pérdida de los incentivos impositivos (como el recupero del IVA papel o el sobrecosto que les significa a los libreros el IVA a los alquileres). También cuestionó la rentabilidad librera del programa de cuotas nacional AHORA12.

Agregó “las asimetrías impositivas han generado una pérdida de competitividad internacional y una caída de las ventas al exterior”. Otro pedido de la industria es dejar de exigir un análisis de plomo y metales pesados en tinta a los libros importados. Como modo de solución a estos problemas Gremmelspacher propuso facilitar el trámite parlamentario para que finalmente exista un Instituto Nacional de Fomento al Libro.

Eduardo Vázquez, Secretario de Cultura de Ciudad de México, dio un discurso plagado de citas literarias recordando la amistad binacional entre los escritores Reyes y Borges o el diálogo constante entre Juan Villoro y Ricardo Piglia.
“La vocación de nuestra lengua configura una geografía paralela, más allá de nuestras diferencias, de la diversidad de los acentos, los latinoamericanos compartimos un amor por esa lengua”. Sostuvo además que a partir de la creación del Fondo de Cultura Económica y la Editorial Siglo XXI se comenzó a escribir una historia del libro paralela en los dos países.

Siendo México tierra de migraciones y asilo Vázquez comentó que “los exiliados argentinos enriquecieron a nuestro país, se incorporaron a las editoriales y universidades” Y subrayó la labor intelectual de los “argen-mex” como Néstor García Canclini, una voz crítica de nuestra cultura o Juan Gelman, que decidió que sus cenizas quedaran en la tierra de la poeta Sor Juana Inés de la Cruz. “Hablar de argen-mex es hablar de amor.”

www.el-libro.org.ar

Comentarios

Deja tu comentario

Scroll To Top