Nacional

Boca y la LDD

Con la necesidad de nuclear a los jugadores que todavía están en proceso de formación, la Asociación de Clubes creó la Liga de Desarrollo, integrada por los 18 equipos de la Liga Nacional. Boca es uno de los animadores y charlamos con Sebastián Festa y su asistente Juan pablo Fernández.

El 27 de diciembre se dio el salto inicial con el juego entre Obras y Boca, y desde entonces, todos los partidos de Liga Nacional cuentan con partido previo, que comienza tres horas antes de cada encuentro de LNB. Para darle más lugar y fortalecer el crecimiento de los jugadores, los partidos se juegan con la reglamentación oficial de FIBA, excepto el límite de faltas, ya que se permiten 6 por jugador. En cuanto a la conformación de cada equipo, cada institución dispondrá de 15 jugadores sub-23, y en los partidos en calidad de visitante pueden sumar dos jugadores invitados no menores de 15 años, siempre que sean al menos 6 integrantes por partido.

Además de fomentar el roce de nivel profesional de los jugadores, se busca que adquieran la experiencia de los viajes, el compromiso con su equipo y para con los rivales, el respeto a los árbitros y entrenadores, siempre sin perder de vista la formación y educación de cada jugador, ya que la LDD se disputará en los meses de receso escolar.

Respecto a lo que aportará, en el futuro, la Liga de Desarrollo a la LNB, Juan P. Fernández, asistente de Boca nos decía que “para los chicos está muy bien, yo los veo muy entusiasmados. Trabajamos con muchos chicos de proyección y muchas veces no tienen la posibilidad de contar con minutos en la Liga, se nota que les gusta, creo que va a servir en el futuro”. Luego completaba puntualizando que “les parece como todo un mundo nuevo, es mucha sorpresa para ellos. Tenemos un chico que vino de González Catán a mitad del año pasado, un infantil, de 2,03 metros, que lo escucho y es como si fuera el sueño de su vida, compartiendo con jugadores americanos, con jugadores de Selección Argentina, de alto nivel, que él los veía desde afuera”. Fernández también se mostró asombrado por la velocidad en la que se organizó la Liga, pero a la vez sorprendido por la respuesta que tuvo por parte de los chicos que él entrena desde hace casi 5 años: “tenemos muchos chicos en preselección argentina o en Selección y se los ve contentos, con ganas. No es muy lógico que durante enero los chicos quieran estar acá entrenando en vez de estar en una playa”, aunque al principio fue difícil porque muchos de los jugadores menores aprovechan el receso escolar de verano para viajar con sus familias por las Fiestas.

“Tiene cosas positivas”

Si bien la LDD es novedosa en el ambiente y su inicio fue anunciado en un corto período de tiempo, los tres entrenadores coinciden en que será prudente esperar al final de la temporada para analizar beneficios y desventajas.

Juan Pablo Fernández comentó que, al haberse hecho tan rápido, “muchos de nuestros chicos aprovechan enero o fines de diciembre para irse de vacaciones, y no los teníamos a la mayoría en el club, con los siete chicos que tenemos reclutados del interior del país pasaba lo mismo, que se van a pasar las fiestas con su familia o van de vacaciones porque no los ven en todo el año”, pero también se mostró entusiasmado por el hecho de que los que regresaron a entrenar se mostraron animados por el cambio y la oportunidad de poder viajar y jugar un paso más cerca del profesionalismo. Pero, a su vez, destacó el lado positivo del cambio: “todo lo que sea jugar para los chicos les va a hacer mejor, todo lo que sea progresar, un incentivo, el roce, jugar con chicos de otros equipos de nivel de Selección Argentina, eso está buenísimo, creo que es lo más positivo”.

Fernández, en particular, trabaja con parte del grupo que disputa la LDD desde hace varios años, equipo con el que salió campeón de FeBAMBA durante 2014. “Con los juveniles salimos campeones de FeBAMBA, es un equipo donde hay 5 jugadores que salieron de minibásquet de Boca. De los 7 juveniles que jugaban este año, 5 venían de mini, que empezaron conmigo en el club. Es una satisfacción muy grande porque compartieron muchos años entre ellos y conmigo”. Además, destacó que el haber salido campeón de la categoría a nivel federativo con 5 jugadores surgidos netamente de Boca, para él es una motivación extra a la hora de formarlos y entrenarlos.

Sebastián Festa está  cumpliendo su primera temporada como entrenador. Por un lado es asistente de Ronaldo Córdoba en LNB y por el otro es el coach de los chicos en LDD. Y también nos dejaba sus impresiones:

“Me siento muy contento, porque empiezo a trabajar como entrenador principal y a ver todas las cuestiones que eso conlleva. Jugué hasta muy grande y ahora estoy viendo esta nueva etapa y es un curso acelerado con un equipo que lleva las exigencias y los entrenamientos de la Liga.

-Imagino que al haber compartido viajes tanto con los chicos como con el equipo mayor, habrás hablado con ellos sobre la experiencia. ¿Qué te cuentan del hecho de estar compartiendo con el equipo profesional?
“Para ellos es un sueño, porque por ahí hay dos o tres chicos que son un poquito más grandes, sub 23 que están más acostumbrados, pero los chicos de 15, 16, 17 años están haciendo una experiencia hermosa, de poder viajar con el equipo. Por ahí van a comer y aparece Jony Treise a hacerles una joda, o están con los americanos, y el plus de lo que representa estar con la camiseta de Boca en el interior. Ven cosas que por ahí ni se las imaginaban, y uno se los ve en la cara, yo lo disfruto muchísimo”.

-¿Los aconsejas desde tu lugar de ex jugador?
-Totalmente. También desde lo que es la experiencia de vida. Yo los doblego en años, jugué muchos años la Liga y poder acompañarlos en este momento de crecimiento la verdad que es muy lindo, pero también conlleva una responsabilidad muy grande.

-¿Te hubiera gustado, cuando eras más chico, que hubiera algo parecido a la Liga de Desarrollo?
-No teníamos salida directa a la Liga, jugábamos nada más que torneos chicos, algún esfuerzo de alguna institución para traer algún equipo de Brasil quizás, y algunas competencias que hasta el día de hoy todavía me acuerdo. Para ellos jugar dos veces a la semana, contra equipos de Liga, ante futuros jugadores de Liga, los potencia y los estimula. Juegan contra equipos muy capaces que los conocen de Torneos Argentinos y que les levanta el rendimiento y para ellos es algo grandioso.

Fuente: FEBAMBA – FOTO: Prensa Obras Basket

Comentarios

Deja tu comentario

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar