Nacional

Se corrió el Gran Premio Nacional en el Hipodromo de Palermo

El pasado sábado 9 de noviembre se llevo a cabo la 135° edición del Gran Premio Nacional, el Grupo 1 que reúne cada año a la familia para revivir la pasión argentina por el deporte de reyes.

Para engalanar la jornada, el Gran Premio Nacional fue elegido por cuarto año consecutivo por la Fundación Fernández para su almuerzo anual, que tiene como objetivo recaudar fondos destinados al Hospital para optimizar la excelencia en su prestación médico hospitalaria.

Los mejores pozos del año se sumaron a una jornada que ofreció múltiples actividades desde la concientización con la Fundación Garrahan; el desfile La vie en rose, organizado por la Facultad DyC de la Universidad de Palermo, el Hipódromo de Palermo y la Fundación EcoMujeres; las clásicas visitas guiadas para conocer la historia y arquitectura de un predio emblemático de Buenos Aires, shows y juegos para compartir en familia.

La Carrera del Gran Premio Nacional

Miriñaque se adjudicó el Gran Premio Nacional, la tercera gema de la Triple Corona argentina, que previamente tuvo como vencedores al propio tordillo en la Polla de Potrillos, en la misma pista de arena porteña, y a Roman Joy en el Jockey Club, en el césped de San Isidro. Sin un ganador idéntico en los tres eslabones, la hazaña sigue mostrándose inalcanzable desde 1996, cuando Refinado Tom obtuvo las tres carreras y la conquistó.
No obstante, un lugar glorioso en la historia la cabe al caballo preparado por María Cristina Muñoz, que dominó en la parte final y en el disco puso un cuerpo y medio de ventaja sobre Tetaze, en los 2500 metros más célebres de los hipódromos argentinos. La prueba selectiva por excelencia de nuestra hípica le significó al vencedor su cuarto triunfo en siete presentaciones.

Fotos: propias

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar