Internacional

Las Islas Caimán, el pequeño gigante turístico

A pesar de su pequeño tamaño, en las Islas Caimán han sabido aprovechar al máximo los recursos turísticos, han desarrollado un gran poderío bancario, un extraordinario equilibrio social y tiene uno de los mejores niveles de vida en el Caribe.

Para tener una idea de la reducida extensión de estas islas caribeñas basta con hacer una comparación con San Pedro Sula, pues la extensión de la ciudad metropolitana es cuatro veces más grande que las Islas Caimán y le supera en población por más de un millón de habitantes.

Unos veinte mil turistas por día

Gran Caimán es la más grande de las tres islas caimanesas y sólo tiene 50,000 habitantes, por lo que resulta casi imposible creer que llega a recibir hasta veinte mil turistas en un solo día.

Sin embargo, cualquier duda sobre esta cifra queda totalmente disipada al estar en la playa de George Town, que es el centro y capital de la Isla, y también el lugar donde se puede ver llegar desde las siete de la mañana a gigantescos cruceros procedentes de todas partes del mundo, cada uno con capacidad para más de tres mil pasajeros.

Los cruceros se quedan a cierta distancia del muelle y una serie de botes van a traer a los visitantes para llevarlos a tierra. Las personas que llegan en los cruceros permanecen unas diez horas en la isla, pero desde el primer momento tratan de aprovechar al máximo su corta estadía.

Como parte de la estrategia para obtener el mayor provecho económico de los turistas, en el punto al que llegan a la isla hay una serie de negocios de ventas entre las que se encuentran perfumerías, tiendas de artesanías caimanesas, de bebidas típicas y de ropa e incluso se encuentran quioscos en los que los visitantes pueden inscribirse para tomar un tour, los cuales son muy variados. Una vez que los turistas entran a la ciudad pueden encontrar innumerables atracciones y lugares de entretenimiento para todos los gustos.

Ir de compras, comer en exóticos restaurantes, visitar museos, pasear por gigantescos centros comerciales o visitar las más elegantes y lujosas tiendas son sólo algunas de las opciones que tienen los visitantes.

Destinos populares

Uno de los lugares favoritos de los turistas que llegan en familia a las islas es “Cayman Turtle Farm” (Granja de Tortugas de Caimán), que es un lugar en el que se puede observar una gran cantidad de especies de tortugas, algunas de tamaño regular con las que el visitante puede tomarse fotografías sosteniéndolas en sus propias manos, y otras que son sólo para observar como las famosas tortugas gigantes.

Cayman Turtle Farm posee un restaurante y además tiene un área adonde se puede hacer esnórquel o buceo a ras de agua, en un estanque en el que los turistas y los tiburones están sólo divididos por unas rejas, lo cual brinda una experiencia emocionante pero segura a la vez.

Otro de los lugares más frecuentados es Dolphin Discovery, que en español se traduce a “Delfines al descubierto”, centro de atracción con la innovadora idea de establecer que la entrada para ver a estos increíbles animales sea gratis, incluso los días que se presenta el show de delfines. Esta política es una estrategia para atraer al público y funciona a la perfección, ya que las personas llegan en grandes cantidades. El negocio comienza cuando las personas ya están adentro. Por lo general quieren tomarse fotografías con los delfines o participar en actividades dirigidas por los instructores, y por esto se puede pagar desde 25 hasta 150 dólares estadounidenses, aunque si el turista no quiere pagar nada y sólo desea observar y recorrer el lugar, también lo puede hacer.

Otros visitantes que llegan a quedarse por más tiempo a las Islas Caimán pueden hacer paseos en bote, en submarino de buceo e incluso en helicóptero. Pueden practicar deportes acuáticos tradicionales y extremos, además hay disponible una gran cantidad de hoteles, todos caracterizados por ser de lujo.

Uno de los paseos más populares y distintivos de la isla es el viaje a bordo de un barco pirata, en el que las personas recorren la bahía caimanesa dentro de un navío al estilo “Piratas del Caribe”.

Los piratas forman parte importante de la historia de la isla y es por esto que también prácticamente en todas partes de la ciudad se pueden encontrar estatuas o símbolos alusivos a ellos.

Siete Millas de Playa

La zona por excelencia del turismo es la llamada “Seven Mile Beach”, que significa en español “Siete Millas de Playa”, y es el área adonde se concentran los principales hoteles, restaurantes y otras atracciones, además de la misma playa pública en la que se pueden encontrar áreas acondicionadas para jugar volibol, fútbol o simplemente sentarse a contemplar el mar o a disfrutar de sus cálidas aguas.

La demanda turística es tal que para visitar esta hermosa isla se debe hacer la reservación hotelera con semanas de anticipación, pues los hoteles permanecen llenos, por lo que tratar de encontrar una habitación de un día para otro es casi imposible.

En Islas Caimán la moneda oficial es el dólar caimanés; sin embargo, en todas partes se acepta el dólar estadounidense para facilitar las compras y servicios que quieran pagar los turistas, quienes además no deben preocuparse por la inseguridad, ya que en este territorio caribeño predomina un ambiente de paz. Este pequeño gigante del turismo bien podría ser un ejemplo positivo para Honduras, que a pesar de recibir a miles de turistas aún no sabe cómo aprovechar al máximo la gran belleza y diversidad de recursos turísticos que posee.

Fuente: La Prensa Honduras

Comentarios

Deja tu comentario

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar