Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Deportivos

Show, millones y tenis en La Rural de la mano de Rafa Nadal y Novak Djokovic

A pocos días de la exhibición entre ambos, Buenos Aires se reconoce como una gran plaza de espectáculos internacionales; “Es como tener a los Rolling Stones y U2 juntos”, advierte Marcelo Dionisio, de Fénix Group

“Se alinearon los planetas.” Marcelo Dionisio, gerente general de Fénix Entertainment Group, la productora de espectáculos que organiza las exhibiciones de David Nalbandian-Rafael Nadal (en el Orfeo de Córdoba y La Rural de Buenos Aires, el 21 y 23 del actual) y de NadalNovak Djokovic (en Chile y La Rural, el 20 y el 24), es consciente de que mejor promoción de la que se fue generando naturalmente es casi imposible. Comparable con lo que ocurrió el año pasado con la llegada al país de una leyenda como Roger Federer tras una temporada en la que ganó Wimbledon y volvió al número 1, otra vez los protagonistas también atesoran condimentos complementarios. La presencia del cordobés tendrá una suerte de foco emocional, ya que se presentará tras anunciar su retiro, siendo el último eslabón de la famosa Legión argentina, y frente al número 1 del mundo (estará en juego la Copa Personal).

Pero como si estos partidos ya no tuvieran sus pinceladas artísticas, toda la exitosa actualidad reúne el enfrentamiento entre el español y el serbio, 1º y 2º del circuito, que acaban de definir el Masters e interpretan el clásico con mayor cantidad de desafíos en la Era Abierta, con 39, superando a otros notables como Lendl-McEnroe (37, con un partido sin terminar), Becker-Edberg (35) o Sampras-Agassi (34), por ejemplo.

Los planetas, alineados

“Es una frase trillada, pero se alinearon los planetas. Se dieron hechos consecutivos y que tanto Rafa como Nole tuvieran agendas disponibles para venir. Anunciamos en marzo la despedida de Nalbandian y no dijimos nada de Djokovic porque no estaba en el calendario y tenía una oferta muy importante desde Dubai. Fue evolucionando, no se hizo lo de Dubai y lo hicimos coincidir en la Argentina. Y en junio lo confirmamos. Será como si fuera un festival de música teniendo a los Rolling Stones y a U2 juntos. Nadal-Djokovic es la final soñada en cualquier Grand Slam y la vamos a tener nosotros”, celebra Dionisio. Y, añade que si algo le faltaba a Buenos Aires “para recibirse entre las ciudades culturales del mundo, entendiendo por cultura cualquier tipo de evento artístico o deportivo, este partido termina de ponerle la corona”. El estadio al aire libre se encumbrará frente al restaurante central del complejo, tendrá capacidad para 15.000 espectadores (“No se sentarán sobre tablones”, prometió el empresario), la superficie será similar a la que se utiliza en el US Open y los tenistas participarán de clínicas con chicos de escuelas públicas y privadas. “Estarán muy activos en el país”, aventura Dionisio, y agrega que, “sólo por si es necesario”, tienen disponible el lunes 25 (feriado) como alternativa por si la lluvia genera reprogramaciones.

Los cracks, entusiasmados

“Mis expectativas son altas. Me cuentan que la Argentina es un país fantástico, que la gente es apasionada por los deportes”, dijo Djokovic, hace unos días en Londres. El ganador de 41 títulos llegará a esta porción de América del Sur por primera vez. Rafa, asimismo, retornará al país luego de participar en el ATP porteño en 2005. “Me agrada volver. Tengo amigos y el público es conocedor del tenis”, acotó el zurdo de Manacor. Hoy, ambos simbolizan lo mejor del tenis de elite; están por encima del resto, más allá de lo que certifica el ranking. Y, si bien no hubo confirmaciones debido a los contratos de confidencialidad, los cachets son muy importantes y en dólares. Federer, en 2012, embolsó dos millones de dólares por partido; Nadal y Djokovic ganarán aproximadamente la misma cifra.

“Es un evento costoso, no caro. Estamos trayendo a los dos mejores del mundo. Entre lo que ganan por premios, torneos y publicidad, poseen un rango de mercado. La forma de sustentarlo es con la venta de entradas, con los patrocinios privados como públicos, que son fundamentales, y con los derechos de TV. Son las tres líneas de ingreso que tiene el evento para equilibrar los números versus los costos, que no son sólo los cachets de los jugadores, sino también incluye la organización, construcción del estadio, campañas publicitarias, impuestos, seguros. Es mucho dinero”, describe Dionisio. La incógnita es cómo hacen para gratificar a los tenistas extranjeros teniendo en cuenta los obstáculos para las transacciones en dólares que hay aquí. El gerente de Fénix explica: “Operamos como todo el que importa servicios. Presentamos los contratos en el Banco Central, presentamos la factura que nos envían los jugadores en la AFIP, esperamos las autorizaciones y vamos girando por los topes que marca el Banco Central diariamente. No tuvimos inconvenientes para hacer los giros. A veces se amplían un poco los tiempos porque podemos girar por topes y determinados volúmenes de dinero, y se complica para cumplir estrictamente con los plazos estipulados, pero no tenemos problemas con los jugadores ni con el Gobierno”.

La empresa tiene sus auspiciantes habituales, pero también se le sumaron otros “no tradicionales”. Según el empresario, el interés por los eventos tenísticos fue comparable con los recitales de Roger Waters, el Personal Fest o el Lollapalooza.

El Rey, víctima del 1° y el 2°

Que el partido entre el 1° y el 2° del mundo sea inmediatamente después del de Nalbandian frenó un poco la venta de entradas para la primera fecha. Pero desde la productora confían en que se emparejará ya que la despedida del cordobés tiene un complemento emocional distinto; además, dijeron que David llamó al serbio para invitarlo a jugar un dobles, el 23, junto con él, Nadal y un cuarto jugador, que todavía no se anunció. Los viajes transatlánticos de Nadal y Djokovic serán en vuelos comerciales, pero aquí se trasladarán en aviones privados. Quizás esa sea una de las pocas pretensiones dignas de “estrellas”, si se quiere. En lo gastronómico, los productores, acostumbrados a lidiar con demandas de los rockeros, no tuvieron sorpresas.

“Son deportistas de alto nivel, cumplen con sus dietas estrictamente. Si ves lo que pidió Nadal, es aburridísimo, es la dieta de un modelo (sonríe). De hecho Novak, que es celíaco, y también pidió su dieta a la perfección”, dijo Dionisio. Los galácticos están por aterrizar en nuestra tierra.

Fuente: Cancha Llena

Tags
Mostrar Más

Related Articles

Close